Hipoglucemia severa y la importancia de tener glucagón disponible para tratarla

Updated: Sep 15



La transición de la escuela superior a la universidad conlleva para un(a) joven que vive con diabetes y su familia ciertas preocupaciones adicionales a las características de esta etapa. Adicional a los paquetes, bultos, maletas y cajas de la mudanza yo tenia que llevar mis medicamentos, jeringuillas, alcohol y mis insulinas. Algo que agradezco tanto a los médicos que me trataban mi diabetes en esos años 1993-1999 fue que parte de las cosas que llevaba y tuve conmigo fue un kit de emergencia de glucagón. La famosa cajita roja con una jeringuilla con una mega aguja, llena de un líquido transparente y un frasquito pequeño con una pastilla blanca en el. Esta requería inyectar el liquido de la jeringuilla dentro del frasco, mezclarlo y luego administrarlo.

El glucagón es una hormona que produce el páncreas en respuesta a niveles de glucosa en descenso y que activa la respuesta del hígado de liberar glucosa. Cuando vivimos con diabetes tipo 1 el mecanismo normal de liberación de glucagón se afecta ya que esta hormona la producen las células alfa que se encuetran en el páncreas. Se entiende que se ve afectado ya que este actua bien cuando la insulina la produce el cuerpo y al utilizar insulina administrada de forma externa la interconexión no se da y por eso se afecta el proceso de protección que ocurre en personas sin diabetes. El páncreas detiene el envío de insulina ante valores que van bajando de 80 mg/dl y se activa la liberación de glucagón, así funciona el proceso normal, pero en diabetes tipo 1 no se da de esa manera y los valores continuan bajando hasta llegar a niveles tan peligrosos que puede ocurrir un coma. Por eso cuando utilizamos insulina es necesario tener glucagón para ayudar a salir de un evento de hipoglcemia en donde no podemos consumir carbohidratos simples y se necesita más ayuda para normalizar la glucosa.


Cuando me encontraba en tercer año de mi bachillerato, precisamente un día de mi cumpleaños, me sorprendió una hipoglucemia severa y me encontraba sola en el apartamento donde vivía. Mis compañeras ya estaban o en la universidad o trabajando. Traté de poder preparar la mezcla de glucagón y al estar temblando mis manos, estar débil, mareada y con los demás síntomas de glucosa baja severa no pude hacer la mezcla, lo que recuerdo fue que se dobló la aguja de la jeringa al yo tratar de prepararlo y ya mi tiempo estaba contra el reloj si no lograba comer algo que me ayudara.


Me deje caer al suelo, me arrastré y tuve la suerte mi cuarto estaba cerca de la cocina y mi área de guardar mis alimentos era en la parte baja de la alacena (gabinete). Logré abrir la puerta y tomar unas galletas de soda, las trituré como pude con mis manos y las estrujaba en mi cara para alcanzar mi boca y poder comerlas. Uff, nada fácil y mientras escribo me da sentimiento pues es una de las cosas mas difícles que la diabetes me ha dado, los momentos de más tristeza, desespero y miedo han sido a causa de hipoglucemias severas.


Unas de las causas de mi fallido intento de poder administar la inyección de glucagón era el método de preparación requerido, el cual era muy complejo tanto para uno como para un familiar u otra persona que hiciera el proceso. Pensar que un padre, madre, hermano o ser querido en medio de una situación tan critica, donde la vida de la persona esta en peligro pudiese hacer ese proceso era una idea para nada adecauda. En una confencia hace una semana una de los médicos dijo que quien lo diseñó no conocía sobre cuan estresante es lidiar con una hipoglucemia severa.


Ese día, como cada día de mi cumpleaños, mis padres y mi sobrinita que en aquella época tendría unos 2 añitos, llegaron a Río Piedras a verme, antes de lo previsto pues pude llamarles para avisarles. Ellos vivían a más de 1 hora de donde yo me encontraba, no quiero ni imaginar la desesperación que les provoqué ese y muchos otros días, tardes y noches en los que les pedía ayuda pues la hipoglucemia me había visitado de sorpresa. Los recibí llorando pues una hipoglucemia severa es la sensación más cercana a morir y el estar solo ante una situación así es más terrible aún. Mis padres, mis héroes siempre llegando a tiempo.


Al pasar de los años en las convenciones de educadores en diabetes en Estados Unidos, siempre me acercaba a las mesas de información viendo las cosas nuevas que poco a poco iban surgiendo. No fue hasta hace unos años que se comenzó a ver la investigación de nuevas alternativas de glucagón. Una de las que hace unos 2 años salió al mercado fue el glucagón en polvo administrado por la vía nasal llamdo Baqsimi de la compañía Eli Lilly. Este no pasó ha ser una opción para mí por mi historial de años de problemas respiratorios (asma, bronquitis, alergias, etc.) pero sí ha sido una buena opción para muchas personas.


La pasada semana según les compartí estuve de forma virtual en la convención del ADCES (Association of Diabetes Care and Education Specialists) y en esta ocasión se habló de 2 opciones de glucagón, en plumas y jeringuilla, listos para usar y las cuales no requieren de mezclar ni de colocar agujas, ya que son sistemas completos e integrados.

Gvoke HypoPen de Xeris Pharmaceuticals, aprobada en 2018 y disponible en pluma y en jeringuilla pre-llenada de 1 mg y 0.5 mg, esta última para pediátricos 2-11 años de edad con un peso menor de 100 libras (45 kg) así como Zegalogue de Zealand Pharma, el cual recientemente en marzo 2021 recibió la aprobación para su venta en Estados Unidos. Este está aprobado para adultos y niños de 6 años o más. Estas son las nuevas opciones de glucagón disponibles para aquellos que utilicen insulina como parte de su tratamiento. Un detalle importante es que el glucagón en plumas pueden estar a temperatura ambiente a diferencia de la alternativa anterior que venía en la cajita roja que era necesario tenerlo en nevera. El lugar de administración es el área baja del abdomen, detrás del brazo y en el muslo área del medio hacia afuera. En el caso de Zegalogue incluye los glúteos como otra opción para administrarlo.


La alegría que sentí no se imaginan, el glucagón es de los pocos medicamentos para la diabetes que son costosos y nos da alegría no haberlos tenido que utilizar, pero sí nos da más tranquilidad saber que de alguna vez presentar un evento de hipoglucemia severa <50 mg/dl o en uno donde necesitemos ayuda para salir de esta situación, podamos contar con el glucagón en varias formas de administración.


Es importante siempre estar pendiente a los nuevos productos, medicamentos y tratamientos que surgen para ayudar en el manejo de la diabetes. Así podremos verificar si son una alternativa para nosotros.


Les incluyo las direcciones de las compañías que tienen las nuevas opciones de glucagón. Aunque son páginas en inglés uno puede presionar "Traducir esta página" y cambiarlo a español (ya se los incluyo en español). Puede accesar los videos del producto y ver como se utiliza así como materiales para las personas que van a utilizarlo.


https://translate.google.com/translate?hl=es-419&sl=en&u=https://www.gvokeglucagon.com/&prev=search&pto=aue


https://www-zegalogue-com.translate.goog/how-to-administer/?_x_tr_sl=en&_x_tr_tl=es&_x_tr_hl=es&_x_tr_pto=ajax,sc,elem







18 views0 comments